Estos dos hombretones son dependientes en una tienda de ropa y complementos para hombres. A mediodía que cierran el comercio comen ahí, y se pegan un buen postre diario. Sus cuerpos enteros se comen. Se follan con ganas porque eso les da energía para afrontar la tarde. Ni siquiera se van a la trastienda, se chupan las grandes pollas entre camiseta y camiseta y se meten las grandes vergas por el culo entre cinturón y gorra. Y así van pasando los días entre estos ositos. Un placer tener un trabajo donde puedas disfrutar tanto, ¿no crees? No te lo pienses, mira como se lo montan estos tíos, estamos seguros de que tu entrarías a este lugar a formar un trio gay con ellos.

  • Compartir
  • twitter
  • facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*